Entrevistamos a Obsidian Kingdom

obsidian kingdom

Hablamos con uno de los grupos revelación en la actualidad. Obsidian Kingdom ofrecen algo más que canciones, su propuesta pocas veces ha sido llevada acabo por un grupo en este país. Lee la entrevista y descubrirás algo más de esta enigmática banda.

Disco sencillamente increíble, supongo que satisfechos,¿no?

Con “Mantiis” culmina un proceso creativo iniciado hace algo más de dos años. Nuestros objetivos iniciales se han cumplido, siendo éstos crear una obra que nos llene y que cumpla con unos estándares de calidad elevados, tanto en la producción musical como en la edición física; además de poder ser llevado a directo con un espectáculo complementado con videoproyecciones que aporten algo más que un concierto de rock corriente. Nos hemos planteado objetivos ambiciosos en todos los terrenos y “Mantiis” nos está permitiendo cumplirlos, así que estamos muy satisfechos al respecto.

No obstante, aún no ha terminado el ciclo de vida del álbum y, con planes extensos de directo para 2013 y muchas otras ideas relacionadas con “Mantiis” en el tintero, estamos seguros de que aún exprimiremos más esta experiencia fantástica que nos está aportando el disco.

¿Cuál ha sido la aceptación del disco por el público?

Lo cierto es que “Mantiis” ha tenido una acogida fantástica, con más de 4000 descargas en los primeros meses y la edición física a punto de agotarse. Ha recibido también excelentes reseñas en la prensa especializada con una media de 9 sobre 10 en las más de cincuenta reseñas que de él se han publicado hasta la fecha y ha aparecido en numerosas listas que glosaban “lo mejor del 2012”, junto a gigantes de la talla de Neurosis, Ihsahn, High on Fire o AmenRa. No podemos pedir más.

La mezcla de estilos es brutal, desde Black Metal, sonidos post metal, atmosférico, etc… ¿con cuál os sentís más identificados?

Aunque es innegable que nuestra propuesta es increíblemente variada, también es cierto que está inscrita dentro de un registro rock. El peso de nuestras composiciones inclina la balanza ligeramente hacia el Metal, y su complejidad y dinámicas hablan de los estándares de la música progresiva, mientras que la dimensión iconoclasta y curiosa de la banda se ubica mejor dentro de contextos más experimentales y vanguardistas. Mentiríamos si dijéramos que nos identificamos más con un estilo que con otro; todos han sido necesarios para crear la obra que nos ocupa y disfrutamos y disponemos de todos ellos por igual.

Vuestro tercer trabajo y hay una obvia evolución en el sonido, ¿a qué es debido?

A que somos tremendamente exigentes con nosotros mismos y con la gente con la que trabajamos, y siempre apretamos al máximo para obtener resultados que nos hagan sentir satisfechos. La gente cambia con el tiempo y sus gustos también, y está claro que no somos las mismas personas que éramos en la grabación de nuestros trabajos anteriores. Tenemos otras influencias, otra forma de ver la vida y otra forma de sentir y entender la música. Nos preocuparía profundamente haber sacado un disco en la misma onda que nuestro trabajo anterior, puesto que significaría estar estancados en un punto del tiempo de hace varios años. No entendemos el trabajo del creador sin una evolución constante, y seguiremos evolucionando en el futuro con total seguridad.

El disco es una especie de Opera Rock, ¿cómo surgió la idea?

Queríamos que nuestro álbum tuviera un sentido y una coherencia de antemano; no queríamos una recopilación de canciones más o menos heterogéneas que reflejaran una época concreta del grupo, sino una obra de arte total cuyo contenido estuviera perfilado desde el principio. Además, de este modo estábamos justificando el uso de un formato que ha caído en desgracia debido a las nuevas tendencias editoriales del presente – la reducción de costes del estudio y la velocidad con la que se comparte música en Internet favorece los lanzamientos más inmediatos y breves, como los formatos single o EP – además de rendir un tributo a la forma de compartir música con la que crecimos.

Por otra parte, enseguida nos dimos cuenta de que la paleta de emociones que queríamos tratar era terriblemente extensa, lo que imponía la necesidad de un hilo conductor, de un guión, que diera sentido a una variedad un tanto peligrosa. Los recursos propios de la ópera, como el uso de  leitmotifs o de la narrativa – aunque no lineal en este caso – nos han permitido obtener un resultado compacto y homogéneo, aún cuando partíamos de piezas muy variopintas.

Por la mezcla de estilos que tenéis, vuestras influencias deben ser muy variadas, ¿cierto?

Nuestro compendio de influencias es inabarcable. Los miembros de Obsidian Kingdom somos un pozo sin fondo de consumo cultural y, por lo tanto, aquéllas crecen con cada hora del día. A pesar de todo, podréis escuchar ecos de algunas de ellas en nuestro último álbum; Cult of Luna o Akira Yamaoka, Pink Floyd o Nurse With Wound, John Coltrane o Ulver, la lista es interminable y siempre creciente.

¿Cómo es vuestro proceso de composición de canciones?

Nuestro sistema de composición es relativamente sencillo: trabajamos primero la entidad abstracta detrás de la música, compartiendo y verbalizando nuestras impresiones; tonos, colores, emociones e ideas en general se llevan a debate antes de decidir una sola progresión harmónica. Cuando el trasfondo emocional de una canción está bien asentado, tratamos de hallar la mejor forma de comunicarlo; ése es el momento en que empezamos a esbozar acordes, sonidos y recursos. Todo aquello que aporte a la transmisión emocional, se queda, y lo que no, se desecha. A continuación, decidimos entre todos la estructura interna de la canción; pues cinco pares de oídos escuchan mejor que uno. Y ya para terminar, dejamos la música reposar durante unos días, tras los cuales y con mucha más perspectiva, nos resulta mucho más fácil determinar qué es bueno y qué no.

En ocasiones hemos llegado a desechar canciones enteras al descubrir que no habían soportado bien el paso del tiempo; sólo de este modo podemos garantizar que todo lo que editamos tiene unas condiciones mínimas de calidad compositiva.

Apostáis por ofrecer vuestros trabajos gratis en la red, ¿pasáis de las discográficas?

La inmensa mayoría de sellos discográficos forman parte de un sistema comercial obsoleto y defienden una forma de entender la música que a nuestros ojos no sólo es retrógrada, sino además también perniciosa tanto para bandas como para oyentes. Lo cual no quiere decir que tengamos una opinión fundamentalista del mercado musical, sabemos de la existencia de una minoría de profesionales que han sabido adaptarse a los tiempos que corren y cuyo trabajo valoramos y respetamos. No obstante y por el momento, hemos desarrollado un sistema autónomo a través del cual no sólo no le debemos nada a nadie, sino que además está funcionando a las mil maravillas. Nuestra audiencia nos está dando la razón, y eso es lo que cuenta.

Nos preocupamos mucho de encontrar la mejor manera de seguir adelante con nuestro propio camino sin tener que deberle nada a nadie; y la industria discográfica es un campo plagado de minas en ese aspecto. Nuestra obra está siempre exclusivamente en nuestro poder y, por lo tanto, podemos elegir la forma en que la ofrecemos a nuestro público, que es gratuitamente y con el menor número posible intermediarios.

De este modo, incrementamos considerablemente nuestra audiencia; a la vez que acortamos la distancia y mejoramos nuestra relación con la misma, ya sea a través de un mayor y mejor contacto con nuestros oyentes o reduciendo los precios de nuestros productos a costa de limitar el número de terceros que se estarían beneficiando en la transacción, a menudo de forma ilegítima.

¿La industria musical pertenece al pasado?

No sabemos si es la forma correcta de expresarlo, pero el modelo que representa gran parte de la industria musical tiene ciertamente sus raíces en una forma de pensar claramente estancada en el pasado. La industria musical está aquí y ahora con nosotros, pero una industria no sobrevive si no es capaz de prever el futuro y adaptarse al presente. Es cuestión de tiempo ver lo que ocurre con la industria musical pero, aunque parezca mentira, aún hay gente dentro de ella que trabaja con ilusión y con un genuino sentido del honor hacia la música y sus creadores, con lo que siempre queda un resquicio de confianza en que las cosas mejorarán y sabrán adaptarse a las circunstancias de manera conveniente.

Acabáis de realizar una serie de conciertos con el grupo Cult of Luna ¿cómo ha sido la experiencia?

Corta pero intensa. Trabajar con un grupo del nivel de Cult of Luna te obliga a tener que estar a la altura de unos estándares de calidad a nivel escénico, musical y de producción de conciertos. Hemos dado lo mejor de nosotros para que los conciertos con Cult of Luna hayan sido una experiencia grata tanto para nuestros seguidores como para aquellos que no nos conocían. Tuvimos excelente respuesta de público tanto en Madrid como en Barcelona, lo cual significa que nuestro trabajo está llegando con fuerza ahí fuera y que “Mantiis” en directo funciona – aunque eso no quite que sigamos analizando duramente cada aspecto de nuestros conciertos para mejorar nuestra puesta en escena constantemente. Somos muy exigentes con nosotros mismos y sabemos que solo así se consigue estar al nivel de los grandes; girar (aunque haya sido brevemente) con Cult of Luna es un paso más en nuestro camino y la experiencia nos ha sido de gran ayuda.

Vuestro directo es muy especial, lo cuidáis mucho, ¿cómo ideasteis lo que ibais a ofrecer en directo?

Desde el principio hemos sido conscientes de la importancia de un directo potente y compacto que impresione al espectador. Nuestro objetivo es siempre dejar una marca indeleble en la audiencia, para lo cual hemos buscado dar un estímulo visual que complemente adecuadamente el musical. Ya sea por el juego de iluminación – especialmente diseñado para “Mantiis” –, o las proyecciones que nos acompañan, intentamos que todo lo que se vea sobre el escenario vaya acorde a nuestras ideas estéticas y que en todo momento el espectador se sienta totalmente inmerso en nuestra actuación.

¿Tenéis en mente cómo será vuestro próximo trabajo?

 Hemos empezado a discutir los contenidos a nivel abstracto y pronto empezaremos a concretar nuestros movimientos de cara a nuestro próximo disco, que esperamos vea la luz en algún momento de 2014. Ciertamente el período de composición de “Mantiis” nos dejó exhaustos a todos los niveles, pero después de varios meses volvemos a sentir el hambre de crear y las ideas al respecto ya están luchando para abrirse camino. De hecho, recientemente hemos vuelto a visitar el estudio de grabación para trabajar en algún material que tenemos en mente. Todo se desvelará a su debido tiempo.

2013, lleno de conciertos, ¿no?

Sin duda. Estamos trabajando duramente en cerrar nuestras giras europea y española para otoño de este año y, mientras tanto, confirmando fechas en algunos festivales cuyos nombres no podemos desvelar todavía; salvo el Headway Festival en Amstelveen, Holanda, donde tocaremos con grupos de la talla de Freak Kitchen, Leprous o Philm (donde milita Dave Lombardo). Esperamos poder anunciar muy pronto detalles de todos estos planes mediante los cuales queremos conseguir nuestro objetivo de que todo el mundo lo pueda tener fácil para disfrutar de nuestro directo.

Para los seguidores de Nos Gusta La Música Metal, ¿por qué debería escuchar a Obsidian Kingdom?

Obsidian Kingdom es una experiencia estética que trasciende lo puramente musical; donde la música, la puesta en escena, el vídeo-arte, el diseño y la experimentación sonora se dan la mano para provocar una intensa avalancha emocional, energética e intelectual.

Mantiis” es una obra fresca, nueva, distinta y única. Variada pero coherente, tan violenta como sublime, contemporánea a la vez que atemporal; “Mantiis” cuenta con una estética rompedora y una producción absolutamente profesional que satisfarán a los más exigentes paladares.

 

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor
Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente colaborador de la web Nos Gusta La Música y Director en Nos Gusta La Música Metal.

Deja un comentario